La irrupción de la COVID-19 ha supuesto un riesgo inesperado, una crisis sin precedentes y de resultado incierto, que conlleva una complejidad excepcional para la labor que los administradores y responsables de las empresas han de afrontar.

Es necesario tomar decisiones a corto plazo y al mismo tiempo mantener la visión a medio plazo, reaccionar ante escenarios que cambian continuamente, celebrar reuniones telemáticas, gestionar recursos humanos, proveedores y clientes (aun sin contacto personal) y además mantener bajo control los recursos económico-financieros.

Así, en este entorno, hay conceptos cuya gestión resultará vital:

  1. Personas

Garantizar el bienestar de los empleados de la compañía, implantar el teletrabajo en todos los casos posibles, mantener un canal de comunicación claro y transparente con todo el personal.

  1. Liquidez

Dada la severidad de la crisis, la segunda prioridad de las compañías ha de ser la liquidez. Mantener la actividad de la compañía y garantizar el flujo de caja. La liquidez condiciona las decisiones: es indispensable tener cubiertas las necesidades de la empresa, y para ello hay que tener acceso a todas las fuentes de financiación.

Al mismo tiempo, se han de ejecutar acciones indispensables, como reducir los costes operativos para hacer frente a la caída de ingresos y, además, poner en marcha acciones que permitan aprovechar oportunidades que surgirán como consecuencia de la actual crisis y la inevitable desaparición de muchos competidores.

  1. Confianza

En tiempos de incertidumbre la confianza en las organizaciones es indispensable: es necesario transmitir confianza a socios, inversores, clientes, y desde luego a los propios empleados sobre la capacidad de la empresa.

En momentos de incertidumbre, la Dirección ha de transmitir confianza y para ello es indispensable disponer de datos contrastados, información actualizada y un asesoramiento adecuado.

  1. Digitalización

La pandemia ha acelerado el proceso de digitalización, pues las nuevas tecnologías han permitido dar continuidad a su negocio. Los cambios que se han producido en aspectos como la gestión de los empleados, la relación con los clientes o la comunicación ya formarán parte del día a día corporativo de ahora en adelante.

Por ello, si su empresa todavía no ha acometido la transición digital, debe hacerlo con urgencia, o de lo contrario no tendrá capacidad para competir en la nueva realidad y se verá fuera del mercado.

  1. Diversidad

En época de crisis, el talento es clave para la creación de valor. Y Dirección debe incorporar también esta diversidad, incorporando consejeros de diferentes perfiles y orígenes, profesionales con experiencia transversal e incluso de diferentes sectores de actividad, que puedan aportar otro punto de vista, otras formas de abordar los problemas y plantear soluciones alternativas.

  1. Sostenibilidad

Si bien en los últimos años, las empresas han incorporado principios del Inversión Socialmente Responsable, criterios medioambientales, sociales y de gobernanza empresarial, en sus decisiones de negocio, en la actual situación la sostenibilidad y la transición ecológica será uno de los vectores más importantes de crecimiento.

Así, es necesario destacar que la sostenibilidad ocupa un lugar destacado para la Comisión Europea que ha propuesto en el Plan de Recuperación que una parte muy importante de los fondos del Mecanismo Europeo de Recuperación y Resiliencia que pueden percibir los Estados Miembros estén ligados a la ejecución de proyectos de transición ecológica y digital.

 

En LeggiTeam estamos preparados para ayudarle en la toma de decisiones y en la implementación de medidas estratégicas. No dude en ponerse en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarle.