El pasado 23 de septiembre de 2020 se public贸 en el BOE el Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, en el que se pretende regular un asunto cada vez m谩s com煤n como es el trabajo a distancia. Las disposiciones de la norma entrar谩n en vigor el pr贸ximo 13 de octubre.

驴A qui茅n se aplica?

El Real Decreto-ley se dirige a regular aquellas relaciones laborales que se desarrollen a distancia 鈥渄e manera regular鈥, entendiendo por ello que, en un periodo de referencia de 3 meses, al menos el 30 % de la jornada sea realizada a distancia.

Se establece expresamente que el trabajo a distancia debe ser voluntario tanto para el trabajador como para la empresa, que deber谩n firmar un acuerdo en tal sentido. Es decir, no podr谩 ser impuesto al trabajador, y la negativa de este a realizar su trabajo a distancia no podr谩 ser causa de despido justificado.

Contenido m铆nimo del acuerdo de trabajo a distancia

El acuerdo deber谩 realizarse por escrito con anterioridad al inicio del trabajo a distancia. La norma prev茅 un contenido m铆nimo del acuerdo, del que ya se pueden extraer las principales condiciones que han de regir el trabajo a distancia:

  1. Inventario de los medios que exige el trabajo a distancia, as铆 como su vida 煤til;
  2. Inventario de gastos y forma de la compensaci贸n obligatoria a cargo de la empresa;
  3. Horario y reglas de disponibilidad;
  4. Distribuci贸n del tiempo de trabajo presencial y a distancia;
  5. Centro de trabajo presencial;
  6. Lugar donde se desarrollar谩 el trabajo a distancia;
  7. Plazos de preaviso para el ejercicio de la reversibilidad a trabajo presencial;
  8. Medios de control empresarial;
  9. Procedimientos a seguir en el caso de producirse dificultades t茅cnicas;
  10. Protecci贸n de datos y seguridad de la informaci贸n;
  11. Plazo o duraci贸n del acuerdo.

Derechos de las personas que realicen trabajo a distancia

La norma recoge de manera expl铆cita algunos derechos que, si bien no son nuevos en la relaci贸n laboral, se ponen especialmente de manifiesto en el caso del trabajo a distancia.

Resulta de inter茅s el derecho a la dotaci贸n de los medios necesarios para el desarrollo de su trabajo, es decir: se acab贸 la utilizaci贸n del ordenador personal, por ejemplo.

Asimismo, el trabajador a distancia tiene derecho a la compensaci贸n de gastos en los que incurra con la finalidad de la realizaci贸n de su trabajo. Se presenta aqu铆 la dificultad pr谩ctica de c贸mo determinar esos gastos de electricidad, internet, etc.

Llama tambi茅n la atenci贸n el derecho a la prevenci贸n de riesgos laborales, que se traducir谩 en el deber de la empresa de evaluar los riesgos inherentes a esta modalidad de trabajo y, especialmente, 鈥渓os factores psicosociales, ergon贸micos y organizativos鈥. En concreto, la evaluaci贸n de riesgos deber谩 centrarse 煤nicamente en el lugar habilitado para la prestaci贸n del trabajo a distancia, que podr谩 ser visitado por la empresa con el permiso del trabajador.

Resultan especialmente importantes tanto el derecho a la intimidad como el derecho a la desconexi贸n digital. En este sentido, la instalaci贸n de aplicaciones o programas en dispositivos trabajador deber谩 llevarse a cabo con respeto a la Ley Org谩nica de Protecci贸n de Datos, y nunca podr谩 tener lugar en sus dispositivos de uso personal. Asimismo, la empresa deber谩 reconocer el derecho a la desconexi贸n digital que se traduce, seg煤n la norma, en la 鈥渓imitaci贸n del uso de los medios tecnol贸gicos de comunicaci贸n empresarial y de trabajo durante los periodos de descanso鈥.

Adem谩s de estas condiciones, que son quiz谩 las m谩s llamativas, el Real Decreto prev茅 la plena aplicaci贸n al trabajo a distancia de otros derechos como los relativos a la no discriminaci贸n e igualdad de trato o a la formaci贸n y promoci贸n profesional.

 

Si est谩 interesado en saber m谩s acerca de esta nueva normativa, desde Vispo Leggiteam le podemos asesorar. Para ello, p贸ngase en contacto con nosotros para resolver sus dudas.